REMEDIOS CASEROS para los VÓMITOS y la DIARREA

416

El vómito es una consecuencia lógica de las náuseas. A pesar de que en ocasiones puede resultar muy penoso, se puede rescatar que gracias a ello, en ocasiones uno se siente mucho mejor.

Es una reacción positiva del cuerpo para liberarse de lo que le esta causando sufrimiento. Si un ligero mareo se convierte en una náusea irrefrenable, lo mejor es estar relajado y esperar. Ten presente los siguientes consejos que te pueden ayudar.

Remedios caseros para lo vómitos

Evitar los antiácidos

Es demasiado tarde para tomarlos y no sirven para impedir el vómito, a no ser que se deba a un exceso de acidez: por ejemplo, en caso de úlcera de estómago o indigestión por alguna comida abundante o muy condimentada.

También te puede interesar: BATIDO PARA FORTALECER RODILLAS, TENDONES Y ARTICULACIONES

Beber:

Si los vómitos o diarreas son abundantes, el principal objetivo es evitar la deshidratación, ya que durante el vómito se pierden muchos líquidos. Lo ideal es beber agua, té suave y zumos. Evitar líquidos como la leche o una sopa fuerte, ya que son demasiados pesados para el estómago. A continuación se puede preparar un líquido casero de rehidratación el cual  se puede tomar en pequeños sorbos.

  1. 1 Litro de agua.
  2. Una pizca de sal.
  3. 4 cucharadas de azúcar
  4. El zumo de una naranja o un limón.
  5. La mezcla de estos ingredientes es ideal para reponer los nutrientes perdidos.

Con el vómito y la diarrea, también se pierden sales minerales, por lo que se recomienda tomar bebidas para deportistas, sopas claras y zumos de manzana o de arándano, para reemplazar los nutrientes perdidos.

Otra opción es beber un vaso de agua con un pellizco de sal y una cucharadita de azúcar según necesidad y poco a poco, no más de 30-60 ml en cada toma. Para tener la seguridad sobre la cantidad de líquidos que hay que beber, se aconseja observar el color de orina; si es oscura, el cuerpo necesita más liquido. Las bebidas a temperatura ambiente son las más indicadas. En estos casos se debe evitar las bebidas con gas.

Al iniciar la alimentación con hidratos de carbono tarde o temprano, los vómitos cesaran. Los especialistas recomiendan consumir alimentos gelatinosos o comidas suaves, como las tostadas sin mantequilla o las galletas. Una vez que ya hay mejoría y los síntomas vayan cesando, se podrá añadir proteínas ligeras, como la pechuga de pollo. También son muy adecuados el caldo de gallina y el arroz. Las grasas deben evitarse ya que son más difíciles de digerir.

Causas de Vómitos y Diarreas

Una de las causas mas comunes de los vómitos y diarreas es la apendicitis. El apéndice es un pequeño trozo de intestino que no tiene salida y cuya inflamación puede terminar con la vida de la persona si no se trata de forma adecuada.

Los síntomas son variados de una persona a otra, generalmente se inicia con dolor de estómago, nauseas, vómitos y un poco de fiebre. Seguidamente, el dolor avanza hacia la parte baja del abdomen y se centra en el cuadrante inferior derecho.

Para confirmar esta dolencia, el medico examina el abdomen, observa que la parte inferior derecha duele al presionarla, pero todavía duele más cuando deja bruscamente de hacer presión.

La apendicitis necesita una intervención quirúrgica de urgencia, porque el apéndice puede perforarse y producir una peritonitis muy grave. Al no haber complicación esta intervención quirúrgica puede resultar ser muy sencilla en poco tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here