Beneficios de las FRUTAS para la salud

71

Las frutas son el refrigerio ideal. Son deliciosas, saludables y casi no requieren de preparación: a dondequiera que se vaya se puede llevar una manzana, un plátano o una naranja.

No habrá problema para que se coma al día unas dos o cuatro porciones una vez adquirido el habito de tener en casa o en la oficina una buena dotación de ellas. Ademas de comer las frutas mas conocidas, intente probar las menos comunes, como los mangos, los higos y los lichis.

Que frutas añadir a sus comidas

Se puede incorporar frutas al desayuno, almuerzo y cena en una variedad de atractivas maneras. He aquí algunas sugerencias:

En el desayuno

Acompañe su plato de cereal integral añadiéndole una manzana picada, unas rebanadas de durazno o un puñado de pasitas. También puede comer un tazón de fresas, frambuesas, piña fresca o trozos de melón bañados con yogur semidescremado. También es recomendable consumir un vaso de jugo puro de naranja o de toronja.

En el almuerzo



Realce el sabor de las ensaladas añadiendoles frutas frescas, como trozos de durazno o gajos de naranja. Y en ligar de usar carne o pescado como relleno de sus emparedados, ¿porque no hacerlos de plátano con nueces?, se puede preparar un licuado de frutas frescas, o simplemente rematar su almuerzo con una sabrosa ensalada de frutas.

En la cena

Se puede empezar con una rebanada de melón y luego servirse un plato exótico, como pollo a la parrilla con rebanadas de mango, melón o durazno. Terminar la cena con un postre de frutas, como un helado de mango o una manzana al horno.

Los Frutos Secos

Se puede consumir los frutos secos o deshidratados, ya que la mayoría de los nutrientes están concentrados en los sólidos remanentes. Es por ello que los frutos secos son mas nutritivos y tienen mas calorías por peso que las frutas frescas.

Algunas frutas ligeras, como manzanas, albaricoques, duraznos, peras y pasas, se tratan con dióxido de azufre, para evitar que se decoloren y pierdan nutrientes. Quienes padecen de asma o alergias son sensibles al dióxido de azufre, por lo que deben evitar los frutos secos tratados de esa manera.

Estos frutos secos son un buen refrigerio. Añadalos a los cereales fríos o calientes o a los alimentos horneados, o preparelos en compota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here